lunes, 12 de septiembre de 2016

Intriga en Bagdad

Ya se han acabado las vacaciones y retomamos nuestro proyecto, que con el libro de esta quincena, llega a mitad de camino. 

El libro con el que retomamos es Intriga en Bagdad, una historia de espías que se sale de los temas a los que doña Agatha nos tiene acostumbradas, aunque retoma su afición por el Oriente y las expediciones arqueológicas.

Victoria Jones es una joven taquígrafa inglesa que acababa de perder su trabajo. De pronto conoce a Edward, un joven que se iba a ir a Bagdad a trabajar con el doctor Rathbone, un intelectual preservador de la cultura. Victoria tiene un espíritu aventurero y es muy novelera así que decide viajar a Bagdad, en donde lograr encontrar a Edward.

Una vez allí, una noche Henry Carmichael, agente británico, entra a la habitación de Victoria y muere, confiándole tres palabras clave en su oído antes de morir. La joven, horrorizada, pronto se ve involucrada en un mundo donde la astucia sería el arma más eficaz que uno tendría a la mano.

Veamos qué dicen nuestras lectoras

Empezamos con Pi

Quizá sea el libro del proyecto que más se me ha atragantado. He estado a punto de dejarlo y todo. Mi problemita para retener nombres no ha ayudado especialmente , todo hay que decirlo. No sé si son demasiados personajes presentados en pocas hojas , que no están m bien descritos , no sé si culpar al libro o a mi, pero he tenido que empezar el libro dos veces porque la primera no sabía ni por dónde me andaba .
Con Agatha me estoy dando cuenta que soy muy purista . Me gusta la anciana asesinada , el veneno y la sarta de parientes a cada cual peor. De estos no me canso y los disfruto siempre que no sean especialmente malos . Fuera de aquí tiene que ser muy atractivo para convencerme .
Por último voy a hacer una confesión: no soporto los  libros llenos de fulanita comiose, retirose, díjose. Es una manía personal , pero me pone de los nervios (muy de los nervios)

Seguimos con Pau

No sé si será que he echado de menos el proyecto pero por el motivo que sea me he reído a carcajadas leyéndolo, creo que es el libro más disparatado de todo el proyecto, qué digo del proyecto, es el libro más disparatado que he leído en mi vida. Imagínense a una jovencita que tiene dificultades serias para contar la verdad que se enamora de un señor con el que habla cinco minutos en un parque y no se le ocurre mayor disparate que seguirle por su cuenta a Bagdad y, con esta disparatada acción, se mete en una trama de espionaje internacional (kind of) que tiene por objeto ni más ni menos que provocar la tercera guerra mundial ¿no les parece delirante? Hay de todo, secuestros con cloroformo, asesinatos, sustitutos, tintes bajo el efecto de las drogas, una jovencita que se queda tirada sin un duro en los años cincuenta en mitad del desierto en Irak ¿cómo no va a ser divertida?

Entiéndanme, la trama no tiene ni pies ni cabeza, pero es así como han de ser las novelas de espionaje (kind of) sin pretensión más allá que el divertimento; Doña Agatha consigue mantener la atención sin la necesidad de recurrir a grandes giros argumentales tramposos, que los hay, sí, que encima son previsibles de narices, pero aún así ¡¡lo que me he podido reír con las disparatadas aventuras de Victoria!! 

Terminamos con MG

No me ha gustado especialmente. No sé si es que las vacaciones me han distanciado de Agatha, pero me ha dado la sensación de que utiliza demasiadas páginas para las pocas cosas que pasan. Me ha parecido lioso y poco claro. Espero que sea sólo la falta de costumbre. 
Me ha hecho gracia que aparezcan dos hermanas llamadas Elsa y Anna.

Y no tengo mucho más que decir. Algunas cosas que he marcado.

"Observó una compañera con los ojos brillantes de satisfacción ante el placer que proporcionaba la desventura de otro"

"- ¿Por qué no se ha casado todavía? Richard repuso que no tenía madera de casado y mistress Clayton contestó en el acto
- ¡Qué tontería! Los arqueólogos son magníficos maridos..." Maravilloso guiño a su marido.

"Cuando uno dice 'Yo no soy como los demás', ha perdido las dos cualidades más valiosas que debemos conservar: humildad y hermandad."

"Acto seguido procedió a utilizar un imperdible que llevaba para sujetar una liga y convertirlo en un anzuelo que sujetó al pan árabe" Una joven precursora de MacGyver.



lunes, 25 de julio de 2016

Se anuncia un asesinato

Aunque siempre sabemos que en los libros de Doña Agatha va a haber muertos, esta vez además nos lo anuncian en el periódico: es en "La Gaceta" del pueblo+  en la que se anuncia un asesinato que se cometerá el viernes 29 de octubre en Little Paddocks, a las 6 y media de la tarde. Llega el día y la hora indicada...y efectivamente hay un muerto. Y luego otro. Y otro más. Casi todo el pueblo estaba invitado a ese asesinato, por lo que cualquiera de ellos puede ser el culpable. Menos mal que Miss Marple se va a ocupar de todo...

Empezamos con Pi

De nuevo Agatha en estado puro. Otra novela de las que engancha , con un punto de partida muy original que se desarrolla de forma impecable. Prescindimos de Poirot otra vez , y es sustituido por la anciana Miss Marple a la que, todo hay que decirlo, mete con calzador en la historia. 
Como anécdota me ha parecido curioso cómo se refiere a una pareja de mujeres que viven juntas no se sabe en calidad de qué. Además del placer de las historias de Agatha la lectura de estos libros me gusta por ver cómo ha cambiado el mundo en estos 79-80 años; como era entonces la vida. Este tipo de detalles es en los que más se aprecia el cambio. Bueno, en eso y en que la  mitad de los ingleses vivían sin pegar un palo al agua. . En todos los libros hay uno o varios personajes que tiene unas acciones por allí , unos bonos por allá , y con las rentas se dedican a la vida contemplativa .

Seguimos con Pau

Oyoyoy qué disparate tan delicioso se ha marcado Doña Agatha en esta ocasión, si es que cuando se prescinde de Poirot todo es mejor, tanto es así que Christie va introduciendo a sus resolvedores de misterios cuando ya va avanzada la trama.

El punto de partida me ha parecido sensacional, sólo el grupo de British MÁS BRITISH EVER podría picar en algo así ¡qué disparate tan divertido! ¡Que sensacional la anfitriona de la casa preparando viandas sin que se note! 

Confieso que aunque en esta ocasión estoy segura de que repasando todo encaja, la solución me ha pillado completamente desprevenida y es que... ¡qué lío de gente hay en esta familia hay que ver! No conviene dejar de verse los unos a los otros... y hasta ahí puedo leer. Miss Marple es quien se desplaza en esta ocasión en vez de atraer a la muerte (aunque andaba por ahí cerca) y eso ya es un pro, nada de que le vayan asaltando los asesinatos. 

Me han gustado tanto las dos últimas que casi me da pena hacer esta pequeña pausa de dos semanas.

Terminamos con MG

Todo en esta novela me parecía nuevo y me estaba gustando mucho...hasta que alguien pronunció un nombre y dije "yo esto ya me lo he leído y el asesino es menganito y por esto mata". Qué fatalidad es eso de estar pasándolo tan bien y que de repente se te acabe el disfute.

Es una novela muy entretenida, hay muchísimos personajes, varios asesinatos y hasta un alivio cómico en forma de cocinera que me ha parecido descacharrante. En la parte del misterio bien también, al haber tantos personajes hay muchos sospechosos y es sencillo que puedas ir sospechando un ratito de cada uno de ellos. Y además, sale Miss Marple, esa señora requetelista dentro de la apariencia de una adorable ancianita. 

Me ha parecido una buena manera de despedirnos de Dame Agatha hasta septiembre.


Volveremos el 12 de septiembre con Intriga en Bagdad. Mientras tanto, disfruten de sus vacaciones, y como siempre, tengan cuidado ahí fuera.

lunes, 11 de julio de 2016

La casa torcida

Aquí estamos, una quincena más. Esta vez le toca el turno a La casa torcida, novela de 1949.

En esta ocasión no nos encontramos con ninguno de los personajes habituales de Doña Agatha, sino con el asesinato de un multimillonario griego que mantiene a toda su familia generosamente. Nadie sale realmente beneficiado con su muerte, nadie sale tampoco perjudicado. El hijo de un detective de Scotland Yard tiene que resolver el misterio si quiere que la nieta del asesinado acceda a casarse con él. Una unida familia que llora la muerte de un octogenario que se había casado recientemente con una jovencita a las que todos desean culpable pero creen inocente. Y, como de costumbre, con la señora Christie, nada es lo que parece ni mucho menos.

Veamos qué opinan nuestras lectoras

Empezamos con Pi

Pedazo novela de Agatha que extrañamente no es de las más conocidas. Es lo de siempre pero completamente distinto. Nada de Poirot,  de campiña inglesa ni de parientes sosos. En una familia atípica se produce un asesinato. Como siempre son todos sospechosos pero sus personalidades y motivaciones difieren de a lo que estamos acostumbrados.
La historia atrapa desde el minuto uno. El final es sorprendente y bien cerrado. Una maravilla que ha entrado en mi lista de favoritos por la puerta grande.

Seguimos con Pau

Hacía tiempo que no me pasaba algo así y menos con un libro de Doña Agatha. Por lo general me interesa el ambiente más que el misterio, pero en esta ocasión me ha atrapado la búsqueda del asesino hasta el final... y qué final, estoy en shock. 

El título es sensacional, para empezar porque la casa está torcida no por sus cimientos -que también- sino porque sus habitantes son de lo más retorcidos, en esta familia nadie es lo que parece, salvo los que parecen perversos, que son mucho más perversos de lo que parecía o mucho más generosos... con una generosidad un tanto particular, todo sea dicho.

Puede que me equivoque, pero creo que Doña Agatha hace un excelente experimento con este ejercicio de estilo al apartarse de los lugares comunes que venía manejando. Cierto es que hay amor, como siempre, una familia con mil secretos, como siempre, criados pululando, como siempre, pero esta vez todo es distinto, o al menos eso me ha parecido a mí.

Si esta novela se llevara hoy al cine no sería una película policíaca, sería de terror, no les digo más.

Terminamos con MG

Por fin, después de año y medio desde que empezamos esta hazaña lectora...por fin hemos llegado a mi novela favorita de Agatha. La culpa es de mi madre, que me lo colocó cuando yo tenía unos 12-13 años, que es una edad estupenda para empezar este proyecto y la mejor edad para leer precisamente esta novela.

Y es que todo está bien hecho aquí: los personajes están bien definidos, la trama es sencilla, descansamos un poquito de Poirot, que también nos lo merecemos y además, dentro de esa sencillez de la trama mantiene el esquema clásico de muerte/tranquilidad/segundo muerto/final impactante. Este es uno de los casos en los que Doña Agatha siente una infinita piedad por su culpable, que es algo que me gusta de ella, no todos los asesinos son iguales. Así nos entretenemos más.

Es fabuloso. Corred todos a leerlo pero YA.

Algunas cosas que he marcado

"La mayoría de la gente no puede ser extravagante porque ha de ganarse la vida."

"Nunca he encontrado un asesino que no fuera vanidoso...nueve veces de cada diez es su vanidad lo que les lleva a la ruina. Aunque tengan miedo de que los cojan, no pueden evitar pavonearse y alardear y, por regla general, están convencidos de que han sido demasiado listos para que los cojan. Y hay otra cosa: el asesino necesita hablar."


Volvemos en dos semanas con Se anuncia un asesinato. Mientras tanto, tengan cuidado ahí fuera.

lunes, 27 de junio de 2016

Pleamares de la vida

Esta quincena hemos leído Pleamares de la vida, escrita en 1943. Un hombre rico muere al poco de casarse por segunda vez. Toda la fortuna pasa a manos de su joven esposa, pero nada es tan sencillo como parece

Empezamos con Pi

Otro de tantos que pasa sin pena ni gloria. Otra partida de vagos viviendo del cuento que debían estilarse mucho en la Inglaterra rural de la época . Y otra pánfila enferma de los nervios. ¿Todas las pijas de entonces padecían de los nervios? ¿ Qué será eso exactamente? Eso sí, se ponían de drogas hasta arriba con la tontería.
Y Poirot cada vez con el ego más fuera de control y más pedante el pobre. En este libro el momento "venga, deja un momento de asesinar y ponte cómodo que voy a soltar mi discurso" no tiene precio.
Plus de las indignación, las puyas generacionales:

- Una señora desea verle... Tendrá entre 40 y 50 años
- Cuando una señora ya entrada en años... ha decidido entrevistarse con el famoso Hércules Poirot...

- Con toda seguridad llegará a cumplir los sesenta.

Seguimos con Pau

Mira que hasta la fecha hemos leído cosas enrevesadas, pero lo de Pleamares de la vida se lleva la palma. Una familia de cretinos que ha dejado su destino en manos de un pariente rico -que no han dado ni palo jamás- se ven de pronto sin su sustento porque el susodicho pariente se ha casado con una viuda jovencísima y no ha tenido mejor idea que morirse. 
Nos encontramos una vez más con la alta clase inglesa, a la que parece no haberle afectado lo más mínimo la guerra mundial, porque siguen sin inmutarse en su intención de vivir de rentas, con sus juegos de campo y sus sesiones de espiritismo en la que aparecen cosas de lo más insesperadas... porque en el mundo de Doña Agatha pasan cosas realmente sorprendentes sin que a nadie le parezcan disparates.

Traducción: me ha parecido todo tan inverosímil que he sido incapaz de entrar ni por un segundo en la historia, y encima sale Poirot, al que no soporto... Espero que la siguiente remonte.

Terminamos con MG

Llega un momento en el que has leído tantos libros de esta señora que ya ves cómo coge trozos de una trama y trozos de otra y los acaba refundiendo. Seguramente he pensado esto porque hace muy poco que leímos La venganza de Nofret, en el que también vemos a un señor mayor que se casa con una chica mucho más joven con el consiguiente recelo del resto de la familia. 

Tenemos también hijos que se frustran porque no están a la altura del padre, mujeres abnegadas, mucho dinero en juego y un enorme batiburrillo de personajes que no son (o sí, ya veremos) lo que parecen.

Soy la nota discordante en este trío porque yo sí he disfrutado con esta lectura. Con el valor añadido de que mi primera teoría loca ha resultado ser la correcta. Que es una de las cosas que más me divierte de todo este proyecto: desarrollar teorías locas durante el primer tercio del libro.

Cosas que he marcado

"¿Qué va a uno a hacer con una persona que no sabe hablar de flores o de perros, que es un tema casi obligado en una conversación rural?"

"No hay modo de conocer el carácter humano hasta que no llega el momento de la prueba."

Volvemos en dos semanas con La casa torcida. Mientras tanto, tengan cuidado ahí fuera.

lunes, 13 de junio de 2016

Sangre en la piscina

Aquí estamos, una quincena más. Esta vez le toca el turno a Sangre en la piscina, novela de 1946

En esta ocasión, y al más puro estilo de lo que más tarde sería "Se ha escrito un crimen", Poirot lleva el crimen con él a dondequiera que vaya. ¿Qué te invitan a comer a una finca en el campo? Pues lo más normal es que cuando llegues haya un cadáver flotando en la piscina de la mansión. Vamos, típico de la campiña inglesa.
Poirot se enfrentará a un caso en el que casi nada es lo que parece.

Veamos qué opinan nuestras lectoras

Empezamos con Pi

Que petardo de libro, en serio. Que poca gracia de personajes, de entorno y de caso. Me ha costado Dios y ayuda terminarlo y si lo he hecho ha sido por el proyecto. No puedo definir exactamente el porqué me ha resultado tan indiferente; no deja de ser una historia similar a las anteriores. Creo que el problema nace del "momento asesinato" que es una chorrada monumental. A partir de ahí ya todo marcha mal. Ni me he molestado en elucubrar quién era el asesino, sinceramente me daba lo mismo. Y cuando al fin se ha descubierto la trama mi reacción ha sido "ah, vale, fenomenal, al fin se acaba este bodrio".
Y que decir de Poirot con su infinito ego por encima del bien y del mal. Si se piensa friamente tiene tela como se las gastaba este hombre.
Espero que el próximo libro me quite el mal sabor de boca que me ha dejado este.

Seguimos con Pau

Me aburre tremendamente Poirot, el cerebro de Poirot y el ego inmenso de Poirot ¿pues no piensa el tío chalado este que le hacen semejante performance y se queda tan pichi? que menos mal que es listo y se da cuenta de que no es algo hecho para él, que si no...

Lo curioso, y me suena que esto ya lo he dicho en alguna ocasión, es que Doña Agatha se merece su fama hasta la última célula y, como tal, es perfectamente consciente de que el detective empieza a cansar y por eso lleva unas cuantas novelas sin sacarlo por un lado y, por otro, hace de vez en cuando referencias a lo que pensaría el lector, así en la anterior nos encontrábamos con un detective que se indignaba ante los métodos de investigación que aparecen en las novelas y en esta, directamente con un personaje que pasa de todo en cuanto a los crímenes (ya ha puesto MG la cita a la que me refiero, así que vayan a su reseña), como quien tiene sangre de horchata.

Ahora bien, no ha sido lo mejor de la semana ni del proyecto Agatha pero sigue siendo Doña Agatha, tiene sus curiosidades, sus líos amorosos (fundamentales aquí), su flema británica, lectura sencilla y amena, pero todo ello sin que sea para tirar cohetes.

Terminamos con MG

La verdad es que me ha dejado bastante fría, ni siquiera he intentado deducir nada porque me daba todo exactamente igual, a quién mataban y por qué. Por alguna razón desconocida me han caído todos fatal, no son muy diferentes a otros personajes de las demás novelas de Dame Agatha, pero estos no entraron con buen pie.

Una pena porque tiene cosas bastante buenas, juega mucho a que casi todos tienen un buen motivo para ser el asesino y eso me suele gustar, que no sea obvio.

Algunas cosas que he señalado:

"Nunca me ha parecido muy interesante saber quién mató a quién. Quiero decir, que una vez muertos no parece importar gran cosa por qué murieron, y el darle importancia y armar jaleo me parece una estupidez."

"Digan lo que digan, un asesinato siempre es embarazoso...disgusta a la servidumbre y estropea la rutina general."


Volvemos en dos semanas con Pleamares de la vida. Mientras tanto, tengan cuidado ahí fuera.

lunes, 30 de mayo de 2016

Cianuro espumoso

Acudimos a la reunión quincenal para resolver el misterio que nos propone Agatha Christie. Cianuro espumoso fue publicado en EEUU en febrero de 1945.

La bellísima y cabezahueca adinerada Rosemary se suicida durante una cena en el lujoso restaurante Luxemburgo. Unos meses después, su viudo, George, que se ha hecho cargo además de la hermana de Rosemary, la jovencísima Iris, que además es su heredera, recibe unos anónimos en los que se le dice que Rosemary en realidad no se suicidó con cianuro delante de todo el mundo, sino que fue asesinada.

Veamos qué dicen nuestras lectoras:

Empezamos con MG:

Esta es una de esas veces en las que lo malo del libro no es el libro sino que es el lector. Como ya he contado veinte mil millones de veces, hace unos años empecé este proyecto por mi cuenta y sin ningún orden y de vez en cuando acabo releyendo algo que leí entonces. En muchos casos, los recuerdos son bastante vagos y a veces ni me acuerdo de quién era el asesino.

En este caso, en una novela de asesinatos realmente fabulosa, va mi rubia cabecita y se acuerda de absolutamente todo. Al menos de todo lo importante: las razones de cada uno y quién, cómo y por qué lo hizo. Una fatalidad. PERO, si conociendo todos esos detalles disfrutas de la historia es que estás delante de una historia de las buenas. Y esta lo es.

En este caso, además, doña Agatha se empeña en mostrarnos a gente que no le es simpática, casi nadie en este libro le gusta, y eso se nota bastante. Cuando se pone dura con sus personajes nadie lo es más que ella.

Algunas cosas que he marcado

"La gente feliz fracasa porque se encuentra en tan buenas relaciones consigo misma, que le tiene sin cuidado todo lo demás"

(Hablando una pareja de dinero, y aquí vemos que en realidad era más moderna de lo que a veces parecía...es la chica quien habla) "Me quedaré con un poco, por si alguna vez quisiera hacerlo, poder permitirme el lujo de dar media vuelta y abandonarte."

Seguimos con Pi:

Simplemente brillante. Ni Poirot, ni Marple, ni falta que hace. Un libro que empieza a escribirse sólo a través de los recuerdos / sospechas de un asesinato sucedido en el pasado inmediato. A partir de ahí enlaza con el presente y la historia fluye sin que apenas nos demos cuenta. 
He disfrutado muchísimo este libro y a sus protagonistas. Todos parecen culpables de los de "sin duda ha sido este" y los que tienen que ser inocentes también también los ves como asesinos porque sabes como se las gasta Agatha. Y reconozco que me ha tenido engañada hasta el final. En algún momento he pensado en esa solución, pero he pensado en tantas que no tiene mérito. 
Muy recomendable.

Y terminamos con Pau:

Una vez más, Doña Agatha, que se ve que está de Poirot tan hasta las narices como quien esto escribe, nos planta una novela en la que no hay un detective investigando desde el principio, contra la fórmula con la que se hizo famosa. 

En esta ocasión, el lector se encuentra solo, hasta muy avanzada la trama, ante el asesinato de Rosemary y, en capítulos dedicados a cada uno de los asistentes a la cena en la que murió, pretende doña Agatha que sospechemos de todos ellos y, curiosamente, lo consigue... El problema es que no es difícil adivinar qué ha pasado porque las pistas que va sembrando (esta vez sí, no hay trampa) son tan obvias que es imposible no ver que hay algo raro antes los detalles colaterales que nos muestra.

Interesante, como siempre, ver hasta qué punto se puede hacer despliegue de una misoginia espectacular sin que chirríe lo más mínimo, es más, hay un personaje, Iris, que, cito, "siempre había sido muy joven para su edad" ¿no es, sencillamente, maravilloso?

Y más interesante, si cabe, ver cómo ha calado en Doña Agatha lo que se diría en su época sobre la novelas policiacas para que haga semejante ejercicio de metaficción:

"En una novela policíaca, claro, se trataría de un papel especial doblado de una forma determinada. Me gustaría darles a esos escritores de novelas policíacas un curso de investigación práctica. ¡Pronto se enterarían de que resulta imposible descubrir la procedencia de la mayor parte de las cosas y de que nadie se fija en nada en ninguna parte!

Que no es otra cosa que trasladar sus trampas a otros lugares más allá de los acostumbrados...

La próxima quincena leeremos Sangre en la piscina. Mientras tanto, tengan cuidado ahí fuera.

lunes, 16 de mayo de 2016

La venganza de Nofret

Esta quincena, Doña Agatha nos lleva al Antiguo Egipto aunque, nos advierte la autora, que la época y el lugar son accidentales y que cualquier otro tiempo o ambiente hubieran servido para lo mismo.

El sacerdote Imhotep, señor rico a más no poder, lleva a su joven y bellísima concubina Nofret a Tebas, donde viven sus hijos con sus mujeres y nietos. Una vez allí empiezan las rivalidades ante la nueva mujer de la casa, el resto de familiares y hasta el servicio. Todo ello con una narrativa distinta a la que Doña Agatha nos tiene acostumbrados.

Veamos qué nos dicen nuestras lectores:

Empezamos con MG: 

Las primeras páginas fueron un completo suplicio pensando que no iba a ser capaz de aprenderme los nombres. Y de repente algo hizo clic y empezó todo a funcionar y ya me enganché locamente. Porque me ha gustado mucho, hay cambio de escenario, y vaya cambio, nada menos que el antiguo Egipto y en realidad ves que hay una serie de temas: amor, celos, muerte, familia...que son del todo inmutables. Igual es una de las razones por las que nos gusta Agatha, sus historias son intemporales.

En este he acertado bastante rápido quién era el asesino, pero no el por qué. Da igual, soy listísima.

Cosas que he marcado:

"Quiero darte una lección. La cual es que las mujeres aprovechamos las debilidades de los hombres. Unas nacen sabiendo hacerlo y otras lo aprenden de la vida."

"Toda la vida es una broma, y quien al final se ríe es la muerte"

Seguimos con Pi:

Nada que ver este libro con todo lo anterior. Como dicen mis compañeras la autora nos dice que la acción se podría haber desarrollado en cualquier época y así es. Siempre que leo novelas basadas en la antigüedad me sorprende lo "similar" que era la vida chorrocientos años atrás.
Grave problema para mí los nombres raros. Yo que necesito poco para liarme con los personajes aquí lo he flipado. Al final tuve que recurrir a un par de reglas mnemotécnicas hasta que conseguí ubicar a toda esa gente.
¿Gustarme? Pssssss.... No está mal, pero tampoco es de los que más me ha enganchado. 

Terminamos con Pau:

Hasta la fecha la novela más rara de la señora Christie, más culebrón que nunca, y por una vez, nos ha lleva al pasado, nada menos que al Antiguo Egipto que tanto fascinaba a sus coetáneos. Una vez más, la señora Christie lanza todas sus ideas absurdas sobre el carácter asesino de las mujeres y las relaciones entre los sexos, tiene las correspondientes dosis de romance y líos familiares... pero tan disparatado todo -la bella malvada Nofret, su espírituo vengativo y la madre que los parió a todos-, tan delirante, que me parece que es una de las imprescindibles.

Hay una cosa en particular que me ha llamado la atención (treinta y tantas novelas después esto es más una cuestión de detalle que de la trama en sí) y es que hay un pequeño prólogo en el que Doña Agatha nos dice que la historia podría haberse desarrollado en cualquier época incluyendo la suya... [SPOILER, para ver, seleccionar el texto] No sé, Doña Agatha, pero yo doy por hecho que si en una familia empiezan a caer como moscas la policía intervendría.


La próxima quincena leeremos Cianuro espumoso. Mientras tanto, tengan cuidado ahí fuera.